PANDILLA DE SINVERGUENZAS SE APODERA DE LA MUNICIPALIDAD DE PAITA

Por: Marcelino Aparicio 

Cuando don Alejandro Torres gano las elecciones en el pasado proceso electoral, los paiteños que trabajamos lejos de Paita sentimos que al fin había llegado un hombre que por su experiencia iba a realizar las transformaciones sociales, políticas y culturales que la provincia tanto anhela para enfrentar con decisión los  retos que nos impone el siglo XXI. hicimos también un juramento  de no criticar su gestión a fin de que arme sus cuadros y equipos de trabajo. muchos nos criticaron por nuestro silencio, pero consideramos que era necesario darle a la gestión un respiro ya que democracia exige este tipo sacrificios. un año después de iniciada la gestión de torres vega vemos con alarma que la inoperancia, la arrogancia y la incapacidad se mantiene en la municipalidad y que existe un grupúsculo de sinvergüenzas que se mueren por el poder; y cual aves de rapiña esperan que don Alejandro se retire para hacerse del poder y esquilmar a sus anchas las riquezas de Paita. a partir de hoy, iniciamos una nueva jornada de lucha y resistencia social para que el alcalde torres vega comprenda el grave daño que le hace a su gestión y a la provincia la permanencia de esta cúpula de ineptos que hacen y deshacen en la municipalidad. nosotros combatimos a la anterior gestion por considerarla inútil y sin compromisos con Paita. al cabo de un año vemos que torres vega sigue la misma senda del fracaso y la ineptitud de las anteriores administraciones. este es el primer articulo de muchos mas que vendrán.

              ………………………………………..…………….

Hace algunos días, el alcalde de la provincia de Paita, Alejandro Torres Vega y sus cofrades pusieron en escena la primera parte de una obra teatral autodenominada “rendición de cuentas al pueblo paiteño”.

La opereta en cuestión fue tan aplaudida que el personaje principal -o sea Torres Vega- salió en hombros y sus ayayeros lo ovacionaron a rabiar,  mientras decenas de ciudadanos se quedaban con la palabra en la boca o en las afueras del local municipal porque la primera autoridad porteña dispuso que solamente tomen parte del acto público sus incondicionales para -claro está- asegurarse el aplauso cómplice y barato.

¿Esa es la democracia participativa que el insigne patriarca don Fernando Belaunde Terry enseñó a Torres Vega?

Sin vergüenza en la cara, Torres Vega –asesorado por un grupúsculo de ineptos “profesionales”- dijo que durante el 2007 el presupuesto de la comuna fue de 20 millones de soles, pero que al final del III trimestre subió a 34 millones de soles, de los cuales sólo pudo ejecutarse 17 millones de soles.

“La ejecución de los gastos de inversión fue de 32.85%, lejos del límite de eficiencia, esta aparente incapacidad del gasto se debe a que recibimos un Presupuesto Atomizado, pues el monto asignado a cada proyecto no cubría ni el 20% de su costo real por lo que no podían ejecutarse”, sostiene el burgomaestre en una nota de prensa.

“Si te dan para que los gastes 34 soles y sólo utilizas 17 soles; entonces, o eres un burro o eres un perfecto haragán”, sostiene un indignado dirigente vecinal paiteño que no pudo intervenir en la tan mentada asamblea pública.

Y para cerrar con broche de oro, la autoridad anunció la creación de una Oficina Proyectos de Inversión, sin tomar en cuenta que ya existía un equipo de técnicos independientes que tenía por misión hacer este tipo de trabajos, pero como no eran correligionarios les tiraron la puerta en las narices.

Incluso el MEF invitó a  la municipalidad de Paita para que designe a técnicos que reciban cursos de capacitación en el SNIP, pero no les dio la gana asistir.

Este lóbrego panorama pone de manifiesto que la comuna está en manos de incompetentes, que sólo quieren festinar los recursos de la provincia sin importarles las necesidades de la gente.

Un fiasco total  resultó el cuarto gobierno municipal de Torres Vega, debido al desorden y caos que impera en el cabildo, manejado por felipillos que se muerden como perros por las obras, ante la mirada torpe de Torres Vega, incapaz de poner orden.

A fin de cuentas todos luchan contra todos por el control del municipio y pareciera que buscan el fracaso de Torres Vega ya que sueñan con sucederlo.

Mientras ellos se pelean, la provincial sigue a la deriva, sin un plan de gobierno con miras a los grandes retos que nos plantea el siglo XXI con proyectos como la Carretera Interoceánica, el TLC con EE.UU, las cumbres internacionales de presidentes que se realizaran en la región, etc.

¿Qué pecado está pagando Paita para  tener este tipo de autoridades?

Anuncios

There are no comments on this post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: